fbpx

ASÍ RECIBÍAN A DIEGO EN EL DÍA DE SU CUMPLEAÑOS, EN LA CANCHA DE GIMNASIA Y ESGRIMA DE LA PLATA

El entrenador del Lobo fue recibido en el campo de juego por Claudio Tapia y Marcelo Tinelli, los titulares de la AFA y la Liga Profesional. Una vez que terminó el recibimiento, Diego se retiró del estadio por recomendación médica

Maradona y Tinelli, en la cancha. Captura TV COMENTARIOS(6)

Diego Armando Maradona siguió celebrando su cumpleaños número 60 en el marco del regreso del fútbol argentino, ese al que hizo famoso en el mundo desparramando rivales y convirtiéndose en ícono. Y recibió su merecido homenaje antes del partido que Gimnasia disputa ante Patronato en La Plata. Eso sí: casi no se quedó a ver el partido de su equipo y se fue a su casa.

El icónico número 10 llegó al estadio cerca de las 18.10. En el trayecto lo acompañó una verdadera caravana de hinchas a los que poco les importaron las restricciones y el Covid-19. La consigna era clara: la falta de asistencia a las tribunas no les iba a impedir celebrar al ídolo.

A las 18.52 apareció por la boca del lobo inflable con el tranco lento y esa chuequera ya clásica producto de la flexión de las castigadas rodillas de Diego. Equipo de gimnasia oscuro, barbijo al tono y el brazo derecho en alza, con un saludo simbólico de su palma al estadio vacío pero a las pantallas llenas.

A su paso, explotó un sinfín de fuegos artificiales preparado por las filiales de Gimnasia, mientras por los altoparlantes sonaba el clásico feliz cumpleaños y una pantalla ubicada a la altura de la mitad del campo reproducía imágenes alusivas al hoy DT.

Varios minutos antes habían entrado al campo Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, y Marcelo Tinelli, su par de la Liga Profesional de Fútbol. En declaraciones a la televisación oficial, el también titular de San Lorenzo expresó: “Cumple años uno de los más grandes de la historia del fútbol argentino. Es una enorme felicidad para nosotros y no podíamos estar ausentes. Es una gran emoción”.

Al llegar al centro del campo, a la altura de los bancos de suplentes, Maradona se corrió el barbijo y le dio un beso y un abrazo a Tinelli, que le presentó una plaqueta de parte de la LPF.

Acto seguido, Tapia le obsequió un banderín de la AFA enmarcado. “Feliz cumpleaños -le dijo al 10-. Vos sabés que te queremos mucho. Te debemos mucho: el fútbol argentino te debe mucho“.

Finalmente, el presidente del Lobo, Gabriel Pellegrino, le regaló una camiseta del club con el 10 y el estampado de “Maradona” y aprovechó para bromear con su técnico: “Ya debés tener un montón de estas, pero bueno”.

Con un partido por jugarse, no fue momento de cortar la torta con motivos maradoneanos, pero ahí quedó para que Diego la comparta en algún momento con el plantel. Con sus colaboradores siempre pendientes y echándole alcohol en las manos para desinfectarlo -pese a que repartió besos y abrazos-, tras el pequeño homenaje Maradona se fue a ubicar a su tradicional “trono”.

Sin embargo, a los pocos segundos de iniciado el partido se retiró al vestuario. Eso sí: aseguraron que fue producto de la emoción, que estaba pactado así de antemano y que el DT del Lobo está en buenas condiciones.

Acto seguido, se retiró a su casa para seguir el resto del partido de su equipo a distancia. Fue un día demasiado movidito para Diego Armando Maradona. Entendible, claro./clarín

Tucumán en las REDES

Tucumán en las REDES es un portal de noticias que pertenece al Grupo VENTANA CREATIVE. Las plataformas de #TucREDES contienen 100% información sobre hechos que involucran a TUCUMÁN a nivel local, nacional y/o internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *